Danza folclórica

La danza folclórica es un término utilizado para describir a un gran número de danzantes, en su mayoría de origen europeo, que tienden a compartir los atributos similares:

-Originalmente bailado aproximadamente en el siglo XIX o antes.

-Su práctica se realiza por una tradición heredada, más que por la innovación;

-Bailado por la gente común y no exclusivamente por la aristocracia;

-Se realiza espontáneamente y no existe un órgano rector que tiene la última palabra  sobre lo que es “la danza” o la autorización para enseñarlo. Esto también significa que nadie tiene la última palabra sobre la definición de bailes folclóricos o la edad mínima para tales danzas.

Las danzas folklóricas tradicionalmente se realizan durante los acontecimientos sociales entre las personas. Los nuevos bailarines a menudo aprenden esta danza informalmente mediante la observación de otras personas y/o la ayuda de otros. La danza folklórica es vista más como una actividad social en lugar de competencia, aunque hay grupos profesionales y semi-profesionales de danza folclórica, que en ocasiones realizan competiciones de bailes folklóricos. Morris baile de los motivos de la Catedral de Wells, Wells, Inglaterra.

TIPOS DE DANZA FOLCLÓRICA

Baile de bastones

El baile de los bastones (en catalán ball de bastons) es una danza popular muy extendida por Cataluña. Se engloban, bajo este nombre, un conjunto de bailes que utilizan, como elemento principal, uno ó dos bastones que se golpean entre sí.

Ígor Moiséyev

Contradanza

La Contradanza es un ritmo rápido de danza, en compás binario, compuesto por varias secciones de 8 compases que se repiten. Tiene su origen en las country dances de Gran Bretaña, país desde donde se extendió al resto de Europa. Alcanzó la máxima popularidad a finales del siglo XVIII, durante la época la que se utilizó en otros géneros escénicos, como la ópera y el ballet.

Danza Morris

La danza Morris (Morris dance en inglés) es una danza tradicional inglesa que por lo general va acompañado por música y que formaba parte antes de las procesiones y otras fiestas que celebraban sobre todo el mes de mayo. Se basa en la rítmica y la intensificación de la ejecución coreográfica de un grupo de bailarines. Implementa instrumentos como palos, espadas, pañuelos, aunque también puede ser ejecutada por los bailarines sin estos elementos.

Hay controversia respecto de la antigüedad de este estilo de baile, algunos alegan que los registros de danza morris se remontan a 1448. Otros, le asignan un origen berberisco y así el nombre derivaría de “moorish dance” (“danza morisca” en español), que podría derivar a Morris Dance. Otra explicación más simple es que “Morris” proviene del término latín mores que significa “vestido”

Danza escocesa

La escocesa (ecossaise) es una variedad de la contradanza en estilo escocés, especialmente popular en Francia e Inglaterra a fines del siglo XVIII e inicios del XIX. La ecossaise era usualmente bailada en compás de 2/4.

Danza polca

La polca (o polka) es una danza popular aparecida en Bohemia hacia 1830.

Su forma deriva directamente del minueto, con una introducción que prepara la entrada del tema y una coda que sirve de final a la obra, se toca con tuba, contrabajo, clarinete y acordeón pero algunos con batería.

Folclore español
Folclore andaluz
Folclore aragonés
Folclore asturiano
Folclore balear
Folclore canario
Folclore cántabro
Folclore castellano manchego
Folclore castellano
Folclore catalán
Folclore extremeño
Folclore gallego
Folclore leonés
Folclore madrileño
Folclore murciano
Folclore navarro y riojano
Folclore valenciano
Folclore vasco

Danzas vascas

Las Danzas vascas (en euskera Euskal Dantzak) son una parte muy importante de la cultura vasca y la fundamental de su folclore. Cada territorio histórico, o provincia, tiene las suyas propias. Cada pueblo tiene su danza que se acostumbra a bailar en sus fiestas mayores. Algunas de ellas son muy antiguas perdiéndose su origen en los tiempos, otras son recreaciones más o menos modernas de viejas danzas y algunas son nuevas coreografías con base popular.

La realización de los bailes, que intentan recrear situaciones o acontecimientos, y que se realizan para la conmemoración de fiestas y actos especiales dificulta la clasificación de los mismos ya que son multitud los parámetros para realizar estas, cada estudioso viene realizando una clasificación diferente.

Los bailes de romería o plaza, basados en los bailes que se celebraban en las romerías y cuya participación era popular y espontánea han pasado a engrosar el repertorio de los grupos de danza establecidos, si bien es verdad que todavía se vienen realizando en todas aquellas romerías, sobre todo en los lugares rurales del país, este tipo de bailes populares y espontáneos que invitan a participar libremente a todos los romeros y visitantes.

Las danzas de espadas, las danzas de espadas, que tienen un paralelismo evidente con las europeas del mismo tipo. Su realización, siempre ligada a la conmemoración o a rendición de honores, está ligada a la danza ritual donde el pueblo apoya con respeto a cada colectivo de danzantes.

Las danzas de fin de fiesta, este tipo de bailes se realizan para marcar el fin de unas fiestas o de un periodo concreto, como el carnaval, han servido de simbólico colofón al desenfreno festivo, representado en el golpeo, vapuleo y quema del pellejo de vino inflado y vacío. Es el fin de un ciclo y el comienzo de otro.

Jota (música)

Sardana

La Sardana es una danza en grupo y en círculo, que se baila generalmente en Cataluña, Andorra y en el Rosellón. Los participantes se cogen de las manos por parejas, entendiendo como pareja un hombre que coge con la mano derecha a una mujer, que resulta por lo tanto en un patrón alterno de hombre-mujer-hombre-mujer. Por lo que se refiere a la longitud de una sardana, hay sardanas de 7 y de 10 “tirades”, que tienen unas estructuras definidas de pasos “curts” (cortos) y “llargs” (largos). Una variedad menos usual es la sardana revessa, una sardana donde es muy difícil encontrar el tiraje (número de compases que tiene la música) por lo que un miembro del grupo lo calcula a partir de peños motivos musicales y sus diferencias.

Muñeira

La muñeira es una danza popular de las comunidades autónomas españolas de Galicia, de León y de Asturias que se canta y baila acompañada de la gaita, el tamboril o redoblante, la pandereta, tambor, pandero, bombo, charrasco y a veces las conchas.

No existen referencias documentales inequívocas anteriores al siglo XVI. En la actualidad es, sobre todo, una danza instrumental que al igual que la sardana mantiene un ritmo compaseable en 6/8. Se dice que la muiñeira proviene de que esta danza se bailaba fuera y dentro de los molinos -en gallego muíños- mientras se esperaba la molienda.[

Danzas de palos y de cintas

Uno de los temas que han despertado interés dentro de la antropología y el folclore de nuestros pueblos es el de las danzas de palos o paloteos. La existencia de este tipo de baile ritual se distribuye por un amplio espectro de países. Quizá sea Europa el continente que más arraigada tenga esta tradición, en la que España ocupa un puesto destacado por la variedad y riqueza regional que aporta.

Estas danzas deben emparentarse con ritos paganos, siendo en esta cuestión de la procedencia u origen donde las teorías se enfrentan con mayor fuerza: la idea más generalizada hace unos años era dar a estas danzas un carácter guerrero; su origen sería la derivación de las danzas de espadas, de origen megalítico y significado medicinal o curativo.

Baile flamenco

El flamenco es un género español de música y danza que se originó en Andalucía en el siglo XVIII, que tiene como base la música y la danza andaluza y en cuya creación y desarrollo tuvieron un papel fundamental los andaluces de etnia gitana. El cante, el toque y el baile son las principales facetas del flamenco.

El fandango, que en el siglo XVII era el cante y baile más extendido por toda España, con el tiempo acabó generando variantes locales y comarcales, especialmente en la provincia de Huelva. En la Alta Andalucía y zonas limítrofes los fandangos se acompañaban con la bandola, instrumento con el que se acompañaba siguiendo un compás regular que permitía el baile y de cuyo nombre deriva el estilo “abandolao”.

En los grandes puertos andaluces de Cádiz, Málaga y Sevilla se desarrollaron los tangos y los tientos, que tienen una gran influencia de la música negra americana. Asimimo en Cádiz se generó el grupo de las cantiñas cuyo palo central es la alegría.

Algunas tonadas populares andaluzas, como los pregones, las nanas y campesinos cantos de trilla, tienen la misma métrica de las seguidillas flamencas. A partir de ellos pudo surgir la liviana y la serrana, que es una interpretación virtuosista y melismática de la liviana; de hecho, tradicionalmente se interpretan juntas. Este grupo de palos también pertenece la alboreá y la antigua playera, que se impregnó de la melodía de las tonás dando lugar a la siguiriya, que incorporó acompañamiento de guitarra.

Alboreá

Es un cante propio de las bodas gitanas. Para la mayoría de los cantaores gitanos es un cante que debe reservarse para el ambiente de la boda y no debería cantarse fuera de contexto. El ritmo y el acompañamiento de guitarra son idénticos a los de la soleá. Las letras suelen constar de estrofas hexasílabas.

Alegrías

Son un cante festero flamenco que forma parte del grupo de las cantiñas, que son los cantes de Cádiz por excelencia. Su copla o estrofa suele ser de cuatro versos octosílabos o ser la estrofa que recibe este mismo nombre: alegría. Su melodía es de carácter festivo e incita al baile. Su ritmo está condicionado por la métrica del compás de la soleá, pero se diferencia de la soleá en que su tempo es mucho más rápido.

Barbera

Las barberas o bambas surgen de aflamencar el ‘cante de columpio’ del folclore tradicional andaluz. Estos cantes eran conocidos como bambas o mecederos, que eran cantados al ritmo del bamboleo del columpio.

Bandolá

La Bandolá es un tipo de cante flamenco, considerado dentro del palo de los cantes derivados de los Verdiales.

Las bandolás aparecen cuando los verdiales pierden su caracter de bailables y el acompañamiento de una panda de música, cantándose en solitario por el cantaor con un ritmo más lento, acompañado sólo de una guitarra. Algunos autores consideran que la Bandolá es el tronco común de los cantes de Málaga, y de ella derivan las Rondeñas, el Jabegote, la Jabera y la misma Malagueña, además de los fandangos abandolaos y cantes personales, como los de Juan Breva y las granaínas de Frasquito Yerbagüena.

Bulerías

Las bulerías (de bullería, y este de bulla, griterío y Jaleo, o de burlería, burla) son un palo flamenco más típico de Jerez de la Frontera, generalmente de tres o cuatro versos octosílabos. Las bulerías derivan de la Soleá ya que el “Loco Mateo”, su primer intérprete, remataba de esta manera sus solerares (o soleás). Se caracterizan por su cante bullicioso, generalmente para bailar, cuyo origen data de finales del siglo XIX. Se distinguen por su ritmo rápido y redoblado compás, que admite mejor que ningún otro estilo, gritos de alegría y expresivas voces de jaleo. Su tonalidad puede ser Mayor o menor. Sin embargo las más flamencas (con más pellizco) se encuentran en modo dórico.

Bulerías son un palo bullicioso, fiestero y alegre del flamenco. Se distinguen por su ritmo rápido y redoblado compás que se presta mas que otros cantes al jaleo y las palmas. Suelen ser el baile con el que se remata toda juerga flamenca (donde formando un semicírculo y de uno en uno, los intérpretes van saliendo a bailar una parte de la pieza musical.)

Cabales

Los Cabales es uno de los palos flamencos considerados como matrices, es decir,  originarios.

Campanilleros

Campanilleros es un cante aflamencado caracterizado por una copla de seis versos, originario de canciones religiosas andaluzas que se entonaban en el Rosario de la Aurora. Como dice la definición es aflamencado y no flamenco. Los coros de Campanilleros que en Andalucía cantan a los llamados Rosarios de la Aurora.

Cantiña

Las cantiñas son un grupo de palos flamencos característicos de la ciudad de Cádiz, los Puertos y Jerez de la Frontera. Por ello es sinónimo del término “cantes de Cádiz”. Dichos palos son las alegrías, el mirabrás, las romeras, los caracoles, las rosas y las cantiñas en sí. La métrica de todos ellos es el compás de la soleá, pero por su carácter festero, el tempo es más rápido. Sus melodías no son modales sino tonales, suponiéndose que conservan frases y motivos de tonadas populares en el área gaditana durante los años de la Guerra de la Independencia Española, entre ellas la “jota de Cádiz”.

Caña

La caña es un palo flamenco, que históricamente se ha considerado como el más importante de todos ellos.

Caracoles

Los Caracoles es uno de los palos del flamenco.

Proceden de las cantiñas bailables, concretamente de una cantiña denominada “La caracolera”, y su desarrollo está vinculado al Madrid de finales del siglo XIX. Distintos cantaores fueron añadiéndole tercios o fundiendo con ella otras cantiña

Carcelera

Carcelera es un palo flamenco, estilo musical de cante y baile español.

Se trata generalmente de un cante con copla de cuatro versos octosilabos. Al igual que el martinete, se considera una forma de la toná que dedicó sus letras a temas como la cárcel y los condenados a ella. Por ser una toná se canta sin guitarra.

Cartagenera

La cartagenera es un palo del cante flamenco propio de la Sierra minera de Cartagena-La Unión. Los cantes minero-levantinos son un estilo flamenco que se desarrollaron en el siglo XIX en la Sierra minera de Cartagena-La Unión como resultado de las grandes migraciones de andaluces, especialmente almerienses a ,esta región.

Colombiana

Copla

La copla es una forma poética de 4 versos que sirve de letra para canciones populares. Surgió en España, donde sigue siendo muy común, y está muy difundida en Latinoamérica. Su nombre proviene de la voz latina copula, “lazo”, “unión”.

Las coplas están compuestas generalmente por cuatro versos de arte menor, dispuestos en forma de cuarteta de romance (8- 8a 8- 8a), de seguidilla (7- 5a 7- 5a) o de redondilla (8a 8b 8b 8a).

Cordobesa

Corríos

Los Corríos son uno de los palos flamencos más antiguos.

Su origen está en los romances castellanos de origen medieval, y adoptan su nombre cuando son asimilados por los gitanos bajo-andaluces, en el siglo XVIII. Mas tarde, cuando comienzan a desarrollarse creaciones personales de distintos cantaores, los corríos darán lugar a la toná flamenca, transformando su contenido y sonido, y convirtiéndose en la matriz de todos los cantes de origen gitano-jerezano, especialmente de la saeta y del martinete.

Debla

La Debla es un palo flamenco, derivado de la Toná.

La palabra Debla, en lengua caló, significa Diosa. Como cante, está emparentada con el martinete y la carcelera, originarias del mismo tronco: Romance – Corríos – Toná. Realmente, la debla es muy parecida al martinete, aunque tiene una estructura un poco más amplia, más recargada de melismas, más desolada y doliente. Sin embargo, tanto en su estructura poética como en su concepto musical, ambos palos son prácticamente iguales.

La debla fue un cante relativamente popular hacia mediados del siglo XIX, impulsada especialmente por cantaores como El Fillo, Varea el Viejo o El Planeta.

Fantasía

Fandango

El fandango es un aire popular bailable, ejecutado por una pareja, de movimiento vivo. El compás ternario, los versos octosílabos y el frecuente empleo de castañuelas marcan un estrecho parentesco con la jota. La secuencia descendente armónica más tópica (La menor, Sol mayor, Fa mayor, Mi mayor) es un motivo ostinato conocido desde finales del Barroco.

Fandanguillo

Farruca

La Farruca es uno de los palos flamencos más recientes.

Su origen se encuentra en el folclore del Norte de España, traído a Andalucía a mediados del siglo XIX, por los mozos que venían a trabajar como temporeros, o a establecerse como taberneros o freidores de pescado, siendo después adaptada por los músicos andaluces, aflamencándose. La versión flamenca de este cante se popularizó enormemente en la primera mitad del siglo XX, intérpretandose con aire de soleá.

Galeras

Galeras es un palo flamenco, estilo musical de cante y baile español.

Garrotín

El garrotín es una forma del cante flamenco, procedente del folclore asturiano.

Es muy probable que provenga de los gitanos catalanes, puesto que proviene del compás del tango. La canción está acompañada de un baile y su período de auge fue a principios del siglo XX.

Granaína

La Granaína es un palo flamenco derivado de los fandangos y suele incluirse entre los estilos malagueños.

El origen de este palo se sitúa en los Verdiales, un cante de origen folclórico, basado en el fandango, originario de los Montes de Málaga y de Ronda. Su desarrollo tiene lugar en las zambras de Granada y fue popularizado, inicialmente a finales del siglo XIX, por cantaores locales como Frasquito Yerbagüena o Paquillo el Gas, difundiéndolos más tarde otros cantaores bajo-andaluces, principalmente Antonio Chacón, Canalejas de Puerto Real y El Pena.

Guajira

La guajira (término que significa «campesina») es un género musical originario de la región oriental de Cuba, de tema campesino. Si bien tiene sus orígenes en Andalucía, la tradición atribuye la paternidad de este género al compositor Jorge Ankerman (La Habana 1877-1941), gracias a su composición «El arroyo que murmura».

Jabegote

El Jabegote, llamado también Cante de los Marengos, es uno de los palos del flamenco, incluido en el grupo de los cantes malagueños.

El Jabegote procede del fandango, como todos los cantes flamencos de Málaga, y más concretamente de las Bandolás o Verdiales aflamencados. Su origen está en las canciones de los pescadores o marengos, cantos de trabajo relacionados con las faenas en tierra firme: repaso de redes, embadurnado de pez, etc. Su característica esencial, que lo diferencia del resto de los fandangos malagueños, es que su tercer verso, llamado verso valiente, se canta en notas agudas muy altas.

Los principales intérpretes de este tipo antiguo de cantes abandolados fueron Juan Breva y el Niño de las Moras, antiguo jabegote en El Palo.

Jabera

La Jabera es un palo flamenco, incluido dentro de los llamados “cantes malagueños”, entre los que es uno de los más antiguos.

Al igual que la malagueña y la rondeña, la jabera desciende en línea directa del fandango, y surge en la misma época de aquellas, teniendo un desarrollo propio y claro. Fue un cante bastante extendido en el cambio entre los siglos XIX y XX, siendo El Mimi uno de sus primeros grandes intérpretes, aunque quizás el más famoso de ellos fuese el Chato de Jerez, quien la introdujo en Madrid y en sus cafés cantantes.

Jota flamenca

La jota es una danza española extendida por gran parte de la geografía de España

Liviana

La Liviana es un palo flamenco.

Malagueña

Las malagueñas es un palo del flamenco, tradicional de Málaga (por eso se llama malagueñas), procede de los antiguos fandangos malagueños. Se convierte en estilo flamenco en la primera mitad del siglo XIX. Este cante no tiene baile propio pero tiene un gran registro melódico. Se acompaña a la guitarra por arriba y es un cante “ad libitum”.

Mariana

Mariana es un palo flamenco, estilo musical de cante y baile español. Se trata de un palo binario, del grupo de los tangos.

Martinete

Martinete es un palo flamenco, estilo musical de cante y baile español.

Media

Media es un palo flamenco, estilo musical de cante y baile español. Se trata de un cante con copla de cinco versos octosilabos de rima consonante, que al cante se suelen convertir en seis por repetición de uno de los dos primeros. Pertenece junto con la granaína al grupo de los cantes de Levante. Su creación se atribuye a Antonio Chacón.

Media Granaína

La Granaína es un palo flamenco derivado de los fandangos y suele incluirse entre los estilos malagueños

Milonga

La milonga es género musical folclórico rioplatense, típico de Argentina y Uruguay y de la cultura gauchesca. Se presenta en dos modalidades, la milonga campera o surera (perteneciente a la llamada música surera o sureña), forma original de la milonga, y la milonga ciudadana, forma tardía creada en 1931 por Sebastián Piana con “Milonga sentimental”.

Está emparentado con el candombe, el tango y la habanera.

Mineras

Mirabrás

El Mirabrás es un palo flamenco, perteneciente al grupo de las Cantiñas.

Como todos los palos derivados de las cantiñas, procede de las soleares de baile, aligeradas en su compás. Se trata de un estilo de ritmo vibrátil, ondulante, elegante y airoso, para algunos autores uno de los cantes con baile más importantes del flamenco. Acerca de estos cantes existen varias teorías sobre su origen y antigüedad, siendo la predominante la que sitúa su aparición a comienzos del siglo XIX como bailes festeros del folclore bajo-andaluz, frente a la que los considera derivados de la jota aragonesa, a través de la llamada Jota de Cádiz.

Murciana

Nana

Una nana o canción de cuna es una canción de ritmo suave y relajante, para arrullar a un bebé y ayudarle a dormir. Todas las culturas del mundo tienen sus propias formas de Nana, adaptadas a las estructuras rítmicas y melódicas propias de la música folclórica de la zona. La música culta, ha recogido igualmente el concepto de nana.

Petenera

Las peteneras son un tipo de cante flamenco que se basa en una estrofa de cuatro versos octosílabos que se convierten en seis o más por repetición de algunos de los versos y el añadido de otro a modo de ripio que suele ser “Madre de mi corazón”. Las letras de este palo flamenco son tristes y melancolicas y se interpreta de forma lenta y sentimental, aunque existen versiones antiguas con ritmos más rapidos y temas menos sombrios.

Polo

En el ámbito de la música, polo es el nombre de dos estilos (sin relación entre sí), a saber:

En España, el polo es un palo del flamenco.

En Venezuela, el polo es una forma musical típica de las regiones de la costa oriental. A menudo se lo conoce como «polo margariteño», por su importancia en la isla de Margarita; sin embargo, a lo largo de todo oriente se cantan polos. Como forma musical, se toca en un compás de tres cuartos o seis octavos (o ambos) a una velocidad moderada. La melodía evoluciona sobre una variación de cuatro acordes, y se cantan versos que varían dependiendo de la canción. Normalmente es tocada con cuatro y maracas, aunque no posee una instrumentación estricta y como toda música folclórica es adaptable a pequeños y grandes ensambles.

Romance

Romeras

La Rondeña es un palo del flamenco, incluido en el grupo de los llamados cantes de Málaga. Al igual que el resto de los palos del flamenco procedentes de la zona, la rondeña es anterior al propio flamenco y se produce su incorporación al mismo durante el siglo XIX.

Rumba

La rumba es tanto una familia de ritmos musicales como un estilo de danza de Cuba. Este complejo musical es de raíz africana

Saeta

La saeta es un canto religioso, generalmente improvisado y sin acompañamiento, realizado en las procesiones de Semana Santa y que tiene su origen en el folclore andaluz. Se trata de una melodía de ejecución libre, llena de lirismo y de influencia árabe. Exigen conocer el estilo del cante jondo propio de la tradición musical del flamenco.

Seguiriya o Siguiriya

De seguidilla, por corrupción fonética. Esta corrupción deforma el término en diferentes variantes: seguiriya, seguirilla, siguiriya o siguerilla. La seguiriya es uno de los palos flamencos más antiguos de los que se tiene noticia y uno de los que conforman, junto a la soleá, la columna vertebral del cante flamenco.

Serranas

Las Serranas son un palo flamenco, originario de la zona de Ronda.

En su origen era un cante campero, folclore popular andaluz, manteniendo aún su aire premioso y campesino original, tomando después un carácter de cante, cuando algunos cantaores del siglo XIX la aflamencaron. El más conocido de éstos fue El Sota, quien se las enseñó a Antonio Chacón.

Sevillana

La Sevillana es el cante y baile típico de Sevilla, y que se bailan en las distintas ferias que se celebran por toda la región andaluza, sobre todo en la Feria de Abril de Sevilla y también en la romería de El Rocío, en la aldea almonteña de Huelva, y todas las de Andalucía, o en las Cruces de Mayo de Lebrija (Sevilla) y en la romeria de Ntra. Sra. de la cabeza (Andujar)

Soleá

La soleá (soledad en dialecto andaluz) es una combinación métrica propia de la lírica popular andaluza, compuesta por tres versos de arte menor octosílabos con asonancia en el primer y el tercer verso y sin rima de ninguna especie el segundo (8a, 8-, 8a). Se la conoce también con el nombre de “terceto gallego” o “terceto celta”. Entendida como composición poética, suele versar sobre el tema de la soledad y el desengaño. El plural de soleá es soleares.

Taranta o Taranto

El Taranto es un palo del flamenco, creado en Almería y que desciende de la Taranta, distinguiéndose de ésta en que se mantiene un cierto compás, lo cual permite el baile siendo éste similar al de la Zambra. Este cante procede de la zona minera de Almería, lo cual introduce al Taranto dentro de los cantes de las minas (Fandango, Taranto y Taranta)

Tientos

Los Tientos son un palo del flamenco, estilo musical de cante y baile español. Los tientos son un palo binario, del grupo de los tangos.

Existe un tipo de composición en música clásica que suele denominarse tiento (en singular) y no tiene nada que ver con la definición anterior.

Toná

La Toná es un Palo flamenco matriz, es decir, el originario de otra serie de palos posteriores. Es, por tanto, una de las formas más antiguas del flamenco.

Trillera

Las trilleras o cantes de trilla, son un palo flamenco de origen folclórico.

Verdiales

Los Verdiales (o Fiesta de Verdiales) son una manifestación festiva de origen campesino y naturaleza socio-musical privativa de determinados puntos geográficos en la provincia de Málaga (comarca de la Axarquía, Valle del Guadalhorce y Montes de Málaga).

Vidalita

La vidalita es un estilo musical no bailable característico del folklore de Argentina y Uruguay. La vidalita está emparentada y a veces es confundida con la vidala. Ambas son de origen colla y se encuentran muy difundidas en el noroeste argentino, especialmente en las provincias de Catamarca y Tucumán, aunque son características de todo el territorio de ambos países.

Zambra

Zorongo

El zorongo es un canto y baile popular propio de la música andaluza. Se caracteriza por su métrica ternaria. El zorongo más conocido es el que La Argentinita y Federico García Lorca grabaron al canto y al piano respectivamente en 1931. Sin ser estrictamente un palo flamenco, su estilo andaluz permite que se aflamenque con facilidad.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: